Interiores.

Suelos Porcelánicos imitación Mármol. Una tendencia atemporal.

gres efecto marmol

En este artículo queremos analizar el gres porcelánico efecto mármol, pros y contras, y todo lo que necesitas saber al respecto. Elegir baldosas para un suelo nuevo nunca es fácil.

Un árbol de hoja perenne en el mundo del diseño, obviamente también presente entre las tendencias para pisos, es el mármol. A menudo, sin embargo, este material no resulta ser el mejor en términos de relación calidad/precio. Así que para todos sus admiradores, los suelos porcelánicos imitación mármol vienen al rescate, con sus pros y sus contras.

El gres porcelánico con efecto mármol consigue reproducir el diseño del auténtico mármol de forma casi idéntica, a precios más reducidos y ofreciendo todas las ventajas típicas de esta cerámica.

En efecto, el gres porcelánico es un producto duro, resistente a golpes, arañazos, cambios bruscos de temperatura y agua. En pocas palabras, es un material muy versátil, perfecto tanto para interiores como para exteriores.

Así que entremos en el meollo del asunto y veamos todo lo que hay que saber sobre el gres porcelánico efecto mármol.

azulejo efecto marmol

Gres porcelánico efecto mármol: las características.

Como decíamos, el gres porcelánico es un tipo particular de cerámica dura, cuyas cualidades se pueden resumir fácilmente en una palabra: versatilidad.

Existen varios tipos de baldosas de gres de efecto mármol que se diferencian por su forma, tamaño y color, adaptándose así a las necesidades de cada persona.
Ya hemos enumerado sus múltiples ventajas un poco más arriba, pero queremos invitarte a reflexionar sobre un concepto en particular. Dado que el gres porcelánico es tan versátil y, por lo tanto, puede usarse tanto en interiores como en exteriores, este material puede brindarte la oportunidad de buscar también la continuidad estilística entre ambientes como ningún otro material puede hacerlo.

Gres porcelánico efecto mármol: pros y contras.

El gres porcelánico es sin duda el material más adecuado si se quiere optar por el diseño icónico del mármol sin recurrir a este material poco confortable.

En comparación con el mármol real, el gres porcelánico es sin duda mucho más versátil .

No requiere grandes esfuerzos en las operaciones de mantenimiento y lavado, es prácticamente inmune al ataque de mohos y bacterias, inmune a los golpes e incluso puede colocarse directamente sobre el antiguo suelo, sin necesidad de desmontarlo.

Por supuesto, también debemos ser honestos y admitir que existen algunas diferencias con el mármol real. De hecho, el gres porcelánico no da la misma sensación al tacto, un inconveniente que, sin embargo, tiene muy poca importancia en comparación con todos los pros vistos anteriormente.

suelo gres marmol

Cómo limpiar y mantener el gres porcelánico?

La limpieza del gres porcelánico es una de las principales preocupaciones a la hora de decidir qué tipo de material utilizar para el revestimiento de suelos y paredes. En realidad, todo lo que se necesita para limpiar el gres porcelánico son unos sencillos trucos que no requieren ni equipos especiales ni productos sofisticados.

En primer lugar, es esencial distinguir entre la primera limpieza del gres porcelánico y la limpieza ordinaria del gres porcelánico. La primera limpieza del gres porcelánico es un elemento clave en el cuidado de este material, ya que ayuda a mantener vivas todas sus características más preciadas. En particular, la primera limpieza del gres porcelánico debe realizarse al menos 3-4 días después de su colocación y requiere un tratamiento específico realizado principalmente por profesionales.

Por el contrario, la limpieza diaria del gres porcelánico es muy sencilla: el gres porcelánico es un material altamente higiénico y, gracias también a esta propiedad técnica, requiere muy poca atención diaria.

Pasos para limpiar el azulejo porcelánico.

Eliminar la suciedad no adherida directamente a las superficies.

Para empezar a limpiar el gres porcelánico, hay que eliminar el polvo, las migas, el pelo y la suciedad. Este tipo de suciedad se elimina fácilmente con una escoba y un recogedor, un paño atrapa polvo, una aspiradora o aspiradores automáticos para suelos.

Detergentes para la limpieza de gres porcelánico.

No existen detergentes especiales para la limpieza del gres, ni siquiera para el gres porcelánico efecto madera o mármol. De hecho, una de las ventajas del gres porcelánico es precisamente la posibilidad de elegir entre una gran variedad de efectos y estilos, excluyendo el delicado tratamiento y los cuidados especiales que requieren materiales originales como la madera o el mármol.

Para limpiar el gres porcelánico, los productos naturales y ecológicos, incluso los caseros, son especialmente eficaces.

Todos los productos aceitosos y ceras no se recomiendan para la limpieza del azulejo porcelánico, ya que dejan las superficies resbaladizas y no mejoran en nada las prestaciones del material.

Atención a la limpieza del gres porcelánico mate.

Otra cuestión, sin embargo, es la dedicada a las estrategias de limpieza del gres porcelánico mate, que requiere el uso de detergentes específicos y una técnica de limpieza más compleja. De hecho, el gres porcelánico mate, aunque garantiza un efecto muy inusual, es decididamente más delicado y exige mayores cuidados que todas las demás categorías de gres porcelánico.

Evita las esponjas abrasivas, los cepillos duros y los estropajos.

El gres porcelánico es un material fácil de limpiar que responde bien a una combinación de agua y detergentes suaves en un paño sencillo. Por lo tanto, no busques soluciones más agresivas: no son realmente necesarias.

Reducir el consumo de agua.

Pequeñas cantidades de agua son suficientes para limpiar el gres porcelánico, especialmente para los suelos de gres elevado.

A cada mancha el remedio adecuado.

Como decíamos, el gres porcelánico es un material fuerte, resistente y fácil de limpiar. Sin embargo, puede ocurrir que haya manchas especialmente resistentes que no salgan con un detergente normal. Incluso en el caso de manchas resistentes y difíciles de eliminar, ¡no seas agresivo! Basta con elegir el detergente adecuado.