Decoración de Salas. Consejos para decorar los salones.

El hogar debe proporcionar un espacio para desarrollarse y crecer. Es el bien material con el que se guarda un vínculo más directo, lo dice todo de su propietario. Para que cumpla su función y cuidarse de esta indiscreción debe medirse el alcance de todos los detalles de su diseño.

La sala en su forma de: sala de estar o sala comedor es la pieza más social de la vivienda. Es un espacio para compartir, y el diseño está para servir y crear un ambiente grato y este es el uso primordial.

El estilo en la decoración de salas.

La decoración de las salas de estar modernas representa un desafío para el propietario que quiera hacerlo medianamente bien. Debe dar respuesta acertada a muchas interrogantes y no dejarse influenciar por factores externos a menudo contrapuestos.

Como en todo proyecto se debe conocer perfectamente cuáles son las bases sobre las que se va a trabajar. El espacio disponible, la iluminación expresada en cantidad y tipo, el presupuesto y el gusto personal son los materiales de partida. El toque personal no se debe olvidar pero, es frecuente hacerlo con el espacio disponible, por ejemplo.

Los errores que hay que evitar en la decoración de salas.

Un mueble excesivamente grande para el espacio disponible es un fallo muy grave que se comete por no medir antes. La sala suele ser una habitación amplia y es necesario que esa amplitud extra no sea una trampa para nuestros sentidos. La desproporción en los volúmenes es evidente para todos cuando se da en la realidad. Pero el propietario debe verlo antes.

La influencia que ejerce la forma como estaban decoradas viviendas anteriores, la de nuestros padres, amigos o jefes, es muy poderosa.

Atender modas sin un criterio funcional o estético casi siempre despersonaliza un espacio convirtiéndolo en un almacén de objetos vistosos, perdiendo toda armonía que la esencia de una buena decoración.

Decoración de salas pequeñas y grandes.

La decoración de paredes y los suelos son la primera prueba de fuego para el decorador. Los materiales, colores y las texturas que se van elegir afectan a los demás elementos que se añadan posteriormente. No deben contradecir el espacio que ocupan ni los muebles que se añadirán después. Un aspecto fundamental en la decoración de salas pequeñas.

En este momento es importante tener una idea clara de cuál será la línea maestra de del estilo elegido. Es decir, saber si se va a optar por una solución minimalista que favorezca el espacio. O bien, una solución más abigarrada de elementos decorativos, como por ejemplo un salón de tipo inglés.

Es muy importante la coherencia de cada elección que se haga con el resto. En ese equilibrio reside una apreciación que genéricamente se puede definir como buen gusto.

Los tipos de suelo.

En una sala los efectos visuales que producen los suelos entarimados, baldosas, moquetas o vinilos son totalmente distintos. Éstos además deben guardar continuidad con la textura y color de las paredes. Las discontinuidades suelo-pared se aprecian siempre como antiestéticas.

Es de gran ayuda visualizar muchos ejemplos y analizar fríamente el efecto positivo que causan en algunos casos ciertas combinaciones. Esta es la forma de conocer las reglas de uso de cada material o color.

Los auténticos protagonistas, los muebles.

La sala de estar o comedor es un espacio para compartir, esto da una gran importancia a los muebles empleados para su disfrute. El estilo que se le quiera dar aquí no puede eludirse de ningún modo. Qué queremos priorizar, puede ser la comodidad, o la estética del conjunto. ¿El uso que se le va a dar a la sala es ocasional o continuo? Responder bien a estas preguntas es una necesidad para evitar equivocarse.

Las formas de los muebles son muy importantes en la decoración actual de salones. Los muebles contienen las formas que deben dar armonía al conjunto. Estas formas son tan variadas y diversas que aún teniendo cierto entrenamiento resulta difícil la tarea de elegir. Y hacerlo bien claro.

Los muebles con ángulos rectos sugieren formalidad y son apropiados para espacios amplios. Los que prefieren las formas redondeadas y fluidas sugieren relajación. El equilibrio que deben guardar entre las dos orientaciones refuerza la armonía del espacio habitable.

Desde la entrada a la sala hay que hacerse una idea de cuál va a ser la impresión del conjunto. Si va a destacar en especial un mueble o el ambiente. Y seguido de esto debemos responder si es e efecto es el buscado o no.

La disposición u orientación de los muebles.

La oportunidad de espacio no debe ser un pretexto para su ocupación por un mueble. La habitación tiene un orden marcado por su entrada. La disposición de los muebles debe adaptarse a un conjunto integrador de todos los elementos. Aquí la habitabilidad armónica y cómoda es la que tiene que marcar la idoneidad de un espacio para su ocupación, especialmente en la decoración de salas 2016.

Los juegos de luces deben facilitar que ésta llegue de forma especial a algunas zonas de la estancia. No tiene sentido situar un sofá en una zona alejada de la luz natural y mal iluminada. Es más importante poder sentarse y disfrutar de una agradable lectura con luz suficiente que holgura disponible para la situación del sofá.

Nunca se debe olvidar el valor social de la estancia. Es un lugar como dijimos antes para compartir. Los hábitos sociales de la familia deben ser muy tenidos en cuenta. La mejor solución en el diseño es siempre la que más problemas resuelve en la función que desempeña un inmueble.

El tiempo va enriqueciendo y personalizando el hogar con las pertenencias de su propietario. Una vivienda bien diseñada es el bien material que más va aportar para su crecimiento personal. Y la sala de estar es su quintaesencia.

Déjanos un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *