Decoración de Loft.

Históricamente el formato de vivienda llamado “Loft” tiene origen en una iniciativa de estudiantes y artistas que por los años 70 en Nueva York necesitaban de espacios económicos para vivir y trabajar.

El Soho, fue para los escultores, pintores y fotógrafos un lugar atrayente debido a la existencia de galpones y locales industriales desocupados que se rentaban a bajísimos precios. Con la posibilidad de integrar trabajo y vivienda en un mismo lugar, a menor costo y con la posibilidad de contar con grandes e iluminados espacios.

Luego las nuevas iniciativas de la decoración de Loft, tomarían riendas en la vertiente; restaurantes, tiendas, estudios de pintura, estudios fotográficos y galerías de arte, entre otros emprendimientos serían a partir de ahora también inquilinas de los grandes locales que alguna vez fueron galpones y fábricas, para convertirse en viviendas, espaciosas y confortables.

Las casas tipo loft, se adaptaron a este estilo moderno, las superficies más pequeñas lograron reinventarse mezclándose a la vez con elementos propios de otros estilos.

Dicha re adaptación del estilo Loft ofrece algunas características:

  • Grandes superficies sin divisiones; mucha luz; de aspecto fabril.
  • Requiere de espacios amplios: viejas fábricas o galpones reciclados.
  • Ausencia de divisiones y zonas comunes conectadas entre sí, son frecuentes; aunque también existen zonas más privadas y separadas del resto.
  • Recordar que el espacio vacío constituye el elemento más importante de la decoración estilo Loft.

La utilización de distintos niveles en el Loft, también es un patrón común caracterizándose por el uso de plantas o entrepisos que, separan distintas áreas principales del salón de otras habitaciones complementarias no tan importantes.

Las escaleras son las estrellas principales de la ambientación de este estilo, siendo la unión de ambas plantas realizada con escalinatas de importante peso decorativo.

decoración de loft

Cómo decorar un Loft.

Algo esencial en este tipo de ambientes donde todo se ve desde todos los lugares, es que este muy cuidada la integración visual del espacio.

Para ellos debemos saber que podremos y deberemos utilizar de todo: pisos, paredes, materiales, colores, luz, aberturas, hay que hacerse responsable por todo lo que implique un posible detalle que ayude a la integración del lugar físico estructural con la decoración de interiores que va desde la ornamental hasta la más minimalista y funcional. Buscamos entonces lograr en nuestro loft, la uniformidad de lo que sería el “todo”.

Los materiales.

Entre los materiales que más comúnmente encontraremos siendo parte de un espacio de estas características, están: el cemento, el metal, el ladrillo, la goma y el plástico.

La fundamentación de ello, viene de la mano del aspecto industrial o fabril que originalmente tiene el lugar y que no se busca hacer desaparecer, sino que hay que amenizarlo para lograr incorporarlos a la ambientación. Se suelen mantener los elementos estructurales originales, como son las paredes, vigas, o columnas, y utilizarlas como parte fundamental de la decoración.

La decoración.

Tanto los colores claros como estilos del tipo minimalista, son favorecedores a la hora de lograr un ambiente despojado que obedezca al principal elemento del estilo Loft (el espacio libre).

Una decoración fría trabajada a través de colores, objetos y diseños que respeten dicha sensación refuerza el concepto y procuran respetar y no invadir espacios que no correspondan.

Los colores.

Por lo antes mencionado, se opta por elegir tonos de colores más bien fríos, como los grises, azules y sobre todo blancos, lo que no significa que otros como tonos vainilla, tierra o hueso, sean utilizados.

La iluminación.

El rol de la luminosidad en una decoración estilo loft, es fundamental, ya que la espaciosidad exige la presencia de grandes ventanales, techos altos y en resumen gran caudal de acceso de luz, que llegue a todo el espacio, como si lo inundara de claridad límpida.

A nivel de luz artificial, es el mismo criterio; y si pensamos en el carácter un tanto industrial podemos aprovechar la posibilidad de dejar los cables a la vista (están permitidos los detalles de obra a la vista, como las columnas, cañerías de instalación eléctrica o calefacción, así como el cableado), y utilizar lámparas “galponeras” que cuelguen despreocupadas y acordemente desde el cielo raso.

Puntos a tener en cuenta.

  • Los Lofts originales, son una alternativa más que interesante cuando se busca un ámbito excepcional para ser destinado a un espacio creativo que también puede combinar la vivienda y el trabajo cuando se trata de un atelier.
  • Está permitido y es posible lograr organizar un ambiente Loft con mezclas de estilos, consiguiéndose contextos más cálidos, con el toque de los muebles y objetos de diseño.
  • Las divisiones en la medida de lo posible se deben evitar, ya que paredes y puertas le sacan el encanto que los diferencia de otros estilos, por ello la soluciones a estas necesidades es mediante elementos alternativos, como bibliotecas, paneles, telas, etc.

Déjanos un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *